UNO DE LOS SECRETOS DE NEW YORK CITY

Uno de los lugares poco conocidos por los turistas o uno de los secretos mejor guardados de Nueva York es el teleférico. Ese donde Spider-Man tuvo su épica pelea con el duende verde.

Éste atraviesa el East River y va desde Manhattan a Roosevelt Island. El trayecto sólo dura 5 minutos, pero vale la pena, desde ahí (si tienen suerte de estar al lado de una ventana y no apachurrado en medio de las personas) pueden ver Queens, Uptown Manhattan, el edificio Chrysler y la ONU. [Aquí otra actividad que pueden hacer en NYC: Kayak en el Hudson River].

Es interesante como cada espacio de Nueva York me hace sentir interactuando con culturas completamente diferentes todo el tiempo, eso es lo que cada vez me enamora más de ésta ciudad. Éramos aproximadamente 125 personas en el teleférico, hablando idiomas completamente distintos, con atuendos muy diferentes, pero todos: niños y adultos, europeos y asiáticos, norteamericanos y sudamericanos, todos, disfrutando de lo esplendido que se ve Nueva York desde arriba.

La gran manzana ya me había conquistado desde el primer día que la conocí, era sentirse de verdad en una selva de cemento viendo los imponentes edificios desde el suelo. Hoy digo que me conquistó de nuevo desde lo alto, como dicen por ahí: a vista de pájaro. [También puedes leer: Así fue mi primera vez en New York].

Dejamos Manhattan atrás y llegamos a la pequeña isla, tiene sólo 3 kilómetros de largo. La pueden recorrer – GRATIS – en unos buses rojos que paran frente a la estación del teleférico, o caminando. Nosotros decidimos caminar.

Hacia el sur de la isla se van a encontrar con el Four Freedoms Park (Parque de las cuatro libertades) creado en honor al presidente Franklin D. Roosevelt y su discurso sobre las cuatro libertades que toda persona debería disfrutar: la libertad de expresión, la libertad religiosa, la libertad de vivir sin penuria y la libertad de vivir sin miedo. Y si van hacia el norte se van a encontrar un faro construido en 1.872, lo curioso es que éste fue diseñado por James Renwick Jr, quién también construyó la catedral de St Patricks, una de las más famosas de la ciudad.

Debo decir que no le tenía mucha fe al teleférico, pero sobrepasó mis expectativas y le ayudó un poco a Josh a vencer su miedo a las alturas.

DE VERDAD, PASÉNSE POR EL TELEFÉRICO SI VIENEN A LA CIUDAD.

  • El recorrido cuesta $2.75 dólares.
  • Funciona de domingo a jueves, desde las 6 de la mañana hasta las 2 de la madrugada. Viernes y sábado desde las 6 de la mañana hasta las 3:30 de la madrugada.
  • Sí le tienen miedo a las alturas ¡Buenas noticias!, también pueden llegar en metro a la isla, usando la línea F, parada Roosevelt Island.

Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

3 thoughts on “UNO DE LOS SECRETOS DE NEW YORK CITY”

  1. Mmmmm déjame decirte q tu block me gusta muchísisisimo, es una manera de viajar, conocer y aprender nuevas culturas. Me siento bendecida al conocerte y poder disfrutar de todas estas maravillas de las cuales ignoro pero q por medio de ti puedo adquirir nuevo conocimiento y disfrutar de las cosas pequeñas pero enriquecedoras de la vida . Gracias 😊 por compartirlo. Deseo poder estar en esos lugares personalmente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.