CALIFORNIA, A VER SI NOS VOLVEMOS A ENCONTRAR (PARTE 1)

¿Promesas incumplidas? ¡Muchas! Me prometí a mí misma que iba a publicar en mi blog, al menos, cada ocho días, y aquí estoy publicando mi segundo texto tres semanas después. Léanlo, California es una delicia. Lo juro.

A California viajé con Mauricio, un amigo que conocí en Buga y con quien me reencontré doce años después en Nueva York. Ya les dije que creo ciegamente en que “Sólo partimos para encontrarnos de nuevo”.

LOS ÁNGELES, ahí empezó uno de los mejores viajes de mi vida (hasta ahora). Con el cambio de horario de Nueva York a California nos ahorramos tres horas.

DÍA 1: Lo primero que visitamos fue la calle Promenade en Santa Mónica, un espacio peatonal con una gran cantidad de tiendas, galerías, cines, boutiques y cafés. En todos vale la pena parar, por eso sólo tres cuadras las recorrimos en poco más de una hora. Los colores se apropian del lugar y el arte invade cada rincón.

Esa calle nos llevó a SANTA MÓNICA PIER, el famoso muelle que se ve en muchas películas, por ahí pasa Forrest Gump cuando está corriendo por todo Estados Unidos. Cuando nosotros llegamos al lugar no estaba así de vacío, de hecho, parecía hora pico porque caminarlo no fue tarea fácil. Una banda compuesta por cuatro jóvenes fue el sonido de fondo en nuestra visita, tocaban algo así como una mezcla entre ritmos africanos y pop (si mi poco conocimiento musical no me falla). Estábamos en pleno verano entonces la playa estaba repleta, los surfistas se apropiaban de las olas, los carritos de helado trabajaban el triple y todos los restaurantes ubicados en el muelle tenían una larga fila para ingresar. Al final, imponente y ruidosa estaba la cuidad de hierro. ¿Qué no hice, pero les recomiendo hacer? Vean el atardecer desde el muelle, debe ser hermoso.

Esa noche fuimos a una de las calles más conocidas en L.A: THE WALK OF FAME, donde hay más de 2.000 estrellas con los nombres de celebridades honradas por su contribución en la industria del entretenimiento. Pero lo que quiero destacar de esa noche no son las estrellas, sino ver al mismísimo Batman, haciendo fila en Starbucks, como cualquiera de nosotros, para comprar un café y recargar sus baterías, pues tenía que pararse un par de horas más en la calle a tomarse fotos con los turistas. Ahí tienen el dato, eso es lo que hacen los Súper Héroes mientras no están salvando el mundo. Y bueno, ya saben en cuál calle encontrar a Batman.

DÍA 2: De verdad que visitar UNIVERSAL STUDIOS es sentirse dentro de las películas, las atracciones en 3D son súper realistas: Despicable me, Revenge of the Mummy, The Simpsons y The Wizarding World of Harry Potter. El Studio Tour fue impresionante: viajando en un bus vimos algunos de los escenarios donde se han filmado películas como Jaws, War of the worlds, Back to the future; y además ahí está la atracción en 3D más grande del mundo: King Kong 360, es como si el famoso simio que se apoderó de New York, quisiera bajarnos del bus a golpes. Tengo que recomendarles que para que su visita no sea tan larga consigan el Front Line Pass, Mauro movió sus contactos y así no tuvimos que hacer largas filas, eso logró ahórranos muchísimo tiempo.

Y por último si quieren ver el trabajo de los dobles en vivo no dejen de pasar por el show de Waterworld. El espectáculo está lleno de explosiones, humo, velocidad, ruido y MUCHA agua.

Obviamente no nos fuimos de Los Ángeles sin visitar el HOLLYWOOD SIGN, eso sí, hay que ir con tiempo y paciencia porque Google Maps eliminó las rutas para llegar hasta allá y además los vecinos de la zona tienen una disputa eterna con los turistas. Nosotros, decidimos ver las famosas letras desde el Observatorio Griffith, nos demoramos por lo menos una hora parqueando porque las calles son angostas y están llenas de carros. Les juro que el sol no deja ver el letrero, pero allá en esa montaña, detrás de nosotros dice HOLLYWOOD.

La familia de Mauro hizo nuestro viaje mucho más fácil, divertido y encantador. GRACIAS al primo Mauricio, Teresa y a la tía Fanny.

Después tomamos la Ruta 1 (Pacific Coast Highway) hacía San Francisco. Es un trayecto largo que va bordeando la Costa Pacífica. Disfrutar del recorrido hace que el cansancio del viaje valga la pena… En el próximo texto les cuento detalles.

Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Whatsapp
Whatsapp
Share on LinkedIn
Linkedin

7 thoughts on “CALIFORNIA, A VER SI NOS VOLVEMOS A ENCONTRAR (PARTE 1)”

  1. Un sitio en lo personal muy bacano, es Hollywood Hills, zona de un alto “Real state” donde convergen casas y villas de gran lujo y muchos famosos, dar un “Borondo” por ahi, asi sea para ver las casas, es super bacano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.